En nuestra labor asesorando empresas en la contratación de nuevos empleados, nos plantean cuestiones migratorias en relación con la contratación de nuevos talentos. Son muchos los supuestos que se nos consultan. En este caso concreto, la posibilidad de trabajar con un visado es estudiante en España.
  1. CUESTIÓN PLANTEADA.

En la labor que llevamos a cabo asesorando jurídicamente a empresas, son muchas las veces que se nos plantean cuestiones migratorias por el origen de los candidatos al puesto de trabajo.

En este caso concretamente, una agencia de publicidad nos plantea la posibilidad de contratar a una persona que cuenta con un visado de estudiante.

¿Es esto posible?

  1. ¿EN QUÉ CONSISTE EL VISADO DE ESTUDIANTE?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la finalidad de este tipo de permisos es realizar una determinada formación académica en España. Es por esto que la autorización de trabajo con este tipo de permiso irá condicionada a que el permiso de estudios no se vea afectado.

No obstante, el artículo 42 de Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009, hace referencia al «trabajo de los titulares de una autorización de estancia» y establece lo siguiente:

«1. Los extranjeros que dispongan de la correspondiente autorización de estancia por estudios, investigación o formación, prácticas no laborales o servicios de voluntariado podrán ser autorizados a realizar actividades laborales en instituciones públicas o entidades privadas cuando el empleador como sujeto legitimado presente la solicitud de autorización de trabajo y los requisitos previstos en el artículo 64, excepto el apartado 2.b) y el apartado 3.a). (requisitos exigidos para una autorización de residencia por cuenta ajena)

Estas actividades deberán ser compatibles con la realización de aquéllas para las que, con carácter principal, se concedió la autorización de estancia. Los ingresos obtenidos no podrán tener el carácter de recurso necesario para su sustento o estancia, ni serán considerados en el marco del procedimiento de prórroga de estancia.

Es, por tanto, perfectamente posible si cumplimos con estos requisitos y hemos de añadir que no es necesario solicitar la autorización para realizar prácticas que formen parte del plan de estudios.

El permiso de trabajo se extenderá lo que dure el contrato y no tendrá limitaciones geográficas. Con lo cual, es perfectamente posible.